postheadericon RSEflexión en el Baluarte

La Fundación Paz y Solidaridad celebra una jornada internacional sobre Responsabilidad Social Empresarial

Bajo el título RSE. ¿Etiqueta o compromiso con el desarrollo?, la Fundación Paz y Solidaridad de Navarra convocó el pasado día 26 de octubre a diferentes prismas sociales en torno al tema de la Responsabilidad Social Empresarial.


Elena Torres, consejera de Bienestar Social y Jose María Molinero, Secretario General de CCOO Navarra fueron los encargados de abrir la jornada  en la sala Luneta del Baluarte. Les tomó el relevo Joaquin Nieto, actual director de la Organización Internacional del Trabajo en España, que realizó un amplio acercamiento al término de RSE, haciendo hincapié en el papel y las posturas de la OIT al respecto.

Nieto abogó por la necesidad de que la RSE apueste por las dos opciones planteadas en la pregunta que presidía el frontispicio de las jornadas: etiqueta o compromiso con el desarrollo. En este sentido, el director de la OIT en España recalcó que la RSE no podía dejar de ser una etiqueta porque las empresas necesitan promover su competitividad y rentabilidad. Al mismo tiempo, Nieto apuntó que la RSE debe convertirse en un compromiso real con el desarrollo social para las empresas, tanto en sus paises de origen como en los paises del Sur en los que producen a través de su cadena de contratación.

Despues de una pausa para el café, se armó una variopinta mesa conformada por representantes del ámbito sindical y de la empresa moderada por Ricardo Jimeno, secretario general de FITEQA Navarra. Por parte del primero se encontraban: Isidor Boix, secretario de Acción sindical internacional de FITEQA, José Carlos González Lorente, secretario federal de RSE de COMFIA y Elena López, secretaria de RSE en la FSC. Por parte de la empresa, después de la negativa injustificada a la invitación de Telefónica y el descuelgue a última hora de INDITEX , el único representante fue Clara Bazán, directora de RSE de Mapfre España. Abrió el turno de exposiciones Isidor Boix, realizando un apretado recorrido por la larga trayectoria en RSE de la federación de industrias químicas y textil, subrayando el impacto efectivo de medidas de RSE como la reincorporación de cientos de sindicalistas en el Perú despedidos en la empresa peruana, subcontratada por INDITEX: TOPI TOP, gracias a las medidas de presión ejercidas por FITEQA y la federación internacional textil.


Como conclusión, Boix hizo un llamamiento al sindicalismo internacional, apostando por una solidaridad “interesada” en el marco de un contexto internacional en contradicción y crisis. A continuación tomó la palabra Elena Lopez, quien llevó a cabo un repaso por todas las medidas y acciones relativas a la RS (sin la E en este caso al tratarse el empleador de la administración pública) inscritas en la federación de servicios a la ciudadanía. Clara Bazán, por su parte, realizó un análisis del modelo de RSE de Mapfre abordando, entre otras cosas, cuales son los grupos de interes más destacados por la empresa.

En su intervención puso sobre el tapete algunas cuestiones para el debate posterior como la diferenciación entre RSE y negociación colectiva y la asunción de  responsabilidades en plano de igualdad de los diferentes grupos de interes involucrados en la RSE.

Para terminar con la mesa, José Carlos Gonzalez puso en relieve la postura sindical en torno a la RSE de COMFIA y por extensión de CCOO. José Carlos abogó por superar el estadio excéptico desde el cual el movimiento sindical veía la RSE como una estrategia de la empresa para sustituir convenios y negociación colectiva por una regulación de caracter unilateral y voluntaria. En el turno de ruegos, preguntas y conclusiones, se hicieron precisiones y aclaraciones respecto a las diferentes cuotas de responsabilidad de los diferentes stakeholders en la implementación de la RSE. Tanto Boix como Molinero coincidieron en que, del mismo modo que las empresas han tenido un grado de responsabilidad mayor en la actual situación de crisis económica también se encuentran en una posición de mayor responsabilidad en la implementación y observancia de la RSE.

Era el turno de la voz del Sur. Argía Aldaya, secretaria de internacional de CCOO y directora de la Fundación Paz y Solidaridad presentó y moderó la mesa de los dos representantes del Sur, concretamente de Perú. Luis Miguel Sirumbal Ramos, director ejecutivo de CEDAL, desarrolló su intervención en clave de economía política, analizando la situación laboral peruana respecto a los estándares laborales, marcos y convenios de la OIT.

Luis Miguel puso especial énfasis en el escenario laboral y de derechos humanos en el Perú tras la apisonadora neoliberal del régimen de Alberto Fujimori en los  noventa. En ese punto, el director de CEDAL  evidenció la práctica habitual de muchas multinacionales que en el Perú no titubean en dar cabida a relaciones laborales que vulneran derechos y condiciones laborales básicas, mientras en los paises de la empresa madre hacen lo contrario.

Como broche de la jornada, Rodolfo Marquina, jefe del programa regional Sur DESCO SUR, bosquejó la problemática del sector de extracción minera en el Perú. En relación a las medidas de RSE implementadas por este sector en las zonas andinas del Perú criticó su opaca y mala gestión. Concluyendo que la RSE presentaba tanto luces como sombras y que, siendo una oportunidad para el aporte al desarrollo local andino, en la actualidad no ha superado un estadio discrecional, de poca transparencia y, a tenor del diferencial entre el dinero aportado a la RSE y el realmente ejecutado, severamente ineficiente.

Compártelo:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • LinkedIn
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Bitacoras.com

Deja un comentario